Muchos de nosotros aún trabajamos desde casa y las constantes visitas al refrigerador son inevitables. Pero, ¿cómo mantener en buenas condiciones el refrigerador y el congelador con todas esas visitas? A continuación, te damos una guía fácil y rápida para los inconvenientes más comunes que se pueden presentar.

Óxido

El óxido se encuentra comúnmente en los bordes externos de las puertas y estructuras, así como en las bisagras, donde se genera humedad por la condensación. Una solución es desatornillar las bisagras y retirarlas, para después remover los restos de óxido y pintura vieja con ayuda de un cepillo de alambre redondo. Lo siguiente será aplicar una base de antioxidante antes de la capa final de pintura en aerosol. Te sugerimos lubricar y proteger las bisagras para prevenir óxido en el futuro con la aplicación de WD-40 Producto Multiusos. Puedes aprovechar su aplicador Flexi Tapa de doble acción para mayor precisión en zonas específicas o utilizar el spray ancho para una mayor cobertura.

Empaques

El empaque o sello de la puerta del refrigerador es muy importante. Con los años los empaques que sellan las puertas pueden endurecerse y perder efectividad para mantenerlas unidas. Esto puede provocar que la condensación congele y bloquee la puerta. Si los sellos ya están muy desgastados, te sugerimos retirar primero el hielo atorado con una pieza de madera o plástico y después reemplazar el empaque de la puerta. En algunos aparatos este proceso es bastante simple, pero en otros quizás tengas que ponerte en contacto con el centro especializado para el mantenimiento del refrigerador. Para evitar esto en el futuro, puedes lavar el empaque con agua y vinagre, utilizando una esponja y algodón. Una vez limpio, te sugerimos rociar un poco de WD-40 Producto Multiusos en la superficie. Esto ayudará a proteger los sellos y mantenerlos funcionales por más tiempo.

Ruido

Los refrigeradores pueden ser ruidosos o incluso hacer zumbidos. Si solo escuchas ruido cuando el motor del compresor se pone en marcha y se detiene, significa que los amortiguadores del compresor están flojos. Revisa los tornillos o las tuercas de bloqueo y apriétalas, después lubrica con WD-40 Producto Multiusos o WD-40 Specialist Lubricante Seco PTFE. Si el ruido es constante, revisa los amortiguadores y los pies de apoyo, quizás están mal ajustados.

El condensador

Si hay polvo acumulado en el condensador de la parte posterior, se puede eliminar con una aspiradora. Pero si el polvo tiene grasa y no se desprende con facilidad, te sugerimos utilizar WD-40 Specialist Espuma Desengrasante, su fórmula ayudará a disolverlo rápidamente y te permitirá una limpieza fácil con un trapo o una toalla de papel.

Ahora que sabes cómo limpiar y mantener tu refrigerador en buenas condiciones, te recomendamos leer más sobre nuestros consejos y trucos para la cocina y el hogar. Visita nuestro blog y descubre cómo renovar los gabinetes de tu cocina, cómo quitar goma de mascar de la alfombra y 15 usos de WD-40 Producto Multiusos en tu cocina que quizás no conocías.