Hoy te daremos algunos consejos para reparar un grifo con fugas o con baja presión de agua.

Reparar grifo con fuga de agua

No hay nada más molesto que un grifo con fugas. Uno, el ruido es irritante y dos, puede inundar la parte inferior del fregadero. Pero no te preocupes, es muy sencillo arreglar un grifo que gotea.

Equipo para reparar un grifo con fugas. Para esta reparación, necesitarás algunas herramientas como:

– Una llave de tuercas

– Un destornillador

WD-40 Specialist Lubricante de Silicón para aflojar tuercas y tornillos oxidados y lubricar sujetadores incautados.

Antes de iniciar, cierra el suministro de agua para evitar inundaciones. Asegúrate de que esté apagado cerrando las manijas del grifo. Por lo general, puedes encontrar una válvula adecuada en su línea de agua debajo del fregadero.

Para comenzar, necesitarás quitar las manijas de los grifos, que generalmente están unidos con tornillos debajo de la base o la tapa. Usa el desarmador para aflojarlos. Si los tornillos están oxidados, una ligera aplicación de WD-40 Specialist Lubricante de Silicón te permitirá desenroscarlos fácilmente, sin manchar las piezas decorativas.

Al tirar de las manijas, notarás una tuerca que asegura la válvula en su lugar. Debes usar la llave para desenroscarla y verificar que no esté dañada. Retira la válvula tirando hacia arriba o aplicando presión en sentido en contra del reloj con su llave. Dentro de la válvula habrá una serie de arandelas; inspecciónalas para ver si hay grietas. Si el daño es evidente, será necesario reemplazarlas; para esto, ve a la tienda con los artículos dañados y solicite la ayuda de un vendedor para encontrar un conjunto idéntico. En cualquier caso, aplica WD-40 Specialist Lubricante de Silicón a cada parte para evitar la oxidación y la rotura en el futuro. Una vez que las partes han sido reemplazadas y protegidas, reemplaza todas las partes en el orden en que fueron retiradas.

Reparar grifo con baja presión de agua

El segundo problema que puede surgir con su grifo es la baja presión del agua que fluye. Entonces, te daremos un método para encontrar la fuente y arreglar un grifo con fugas.

Encontrar la fuente: Existen diferentes razones para la baja presión del agua. Entonces, lo primero que debes hacer es averiguar de dónde viene el problema para que puedas reparar la válvula.

Para comenzar, recorre la casa y revise cada grifo, las manijas calientes y frías para asegurarse de obtener la presión correcta. Si la baja presión se encuentra solo en unos pocos lugares, un aireador o más comúnmente un espumador es generalmente el culpable.

Limpie el aireador de grifo

Las rejillas de ventilación se encuentran al final de su grifo y generalmente se pueden desenroscar a mano. Sin embargo, en dispositivos más antiguos, puede ser más difícil aflojarlos. Si es necesario, usa tu llave o pinzas, pero ten cuidado de no dañar las delicadas puntadas. Si el aireador aún no se mueve, aplica WD-40 Specialist Penetrante Quita Óxido. Este eliminará cualquier resistencia en poco tiempo y permitirá una fácil extracción.

Una vez retirado, puedes remojar las partes del aireador en una solución de vinagre o en una solución de WD-40 Multiusos, que desprenderá los depósitos minerales acumulados. Después de un remojo completo, cepilla suavemente la cal y otros depósitos con un cepillo de dientes. Una vez limpiado, conecta y aprieta el aireador, abre el grifo por un corto tiempo para eliminar cualquier bloqueo persistente y verifica que el agua esté drenando correctamente.

¡Y ahí está, ahora conoce dos soluciones para reparar un grifo fácilmente sin la necesidad de ayuda profesional!