Las sillas de oficina se utilizan en el día a día, y estando tan ocupado, sabemos que es molesto cuando quieres desplazarte y tu silla se atora en el suelo. Limpiar las ruedas de la silla de oficina es una actividad que quizás no se nos ocurre, pero puede ser de gran ayuda para mantener tu silla funcional por más tiempo y a tener limpio tu espacio de trabajo. Generalmente, las sillas de oficina tienen ruedas de diferentes tamaños y estructura, y suelen ser de dos tipos diferentes:

  1. Ruedas de eje fijo, es decir, aquellas que sólo pueden girar en un plano vertical pero no pueden cambiar de dirección.
  2. Ruedas giratorias: las que también pueden girar sobre un eje vertical (generalmente de 360 grados), presentes en la mayoría de las sillas de oficina.

Algunos tipos de sillas tienen un par de ruedas de eje fijo y uno de ruedas giratorias. Esto permite cierta libertad de movimiento y dirección a las sillas móviles (por ejemplo, en algunos tipos de sillas grandes/ sillones).

QUÉ NECESITAS

  • WD-40 Specialist® Lubricante seco PTFE
  • Papel de lija
  • Destornillador
  • Jabón
  • Espátula
  • Aspiradora

PASO 1: Retira las ruedas giratorias

Cómo limpiar las ruedas de tu silla de oficina

En la mayoría de los casos, las ruedas tienen un pasador vertical insertado en un agujero en la silla, pero algunas ruedas giratorias se fijan con una placa normal con tornillos. Antes de intentar limpiar las ruedas, debes retirarlas de la base. Por lo general, toda la base se puede desatornillar, por lo que puedes quitar las ruedas con un destornillador u otra herramienta similar. Una vez retiradas las ruedas se pueden limpiar.

PASO 2: Retira los residuos

Cómo limpiar las ruedas de tu silla de oficina

Raspa cualquier residuo de las ruedas de la silla de oficina con una espátula,  insertándola a través de las ranuras y debajo de la cubierta de la rueda. Esto permite eliminar la mayoría de los residuos y ayuda a que ruede libremente. Evita usar demasiada fuerza, ya que puedes crear marcas en las ruedas de plástico, lo cual evita que giren correctamente. Usa una aspiradora para eliminar cualquier cabello o pelusa atrapado en las ruedas.

PASO 3: Lava las ruedas

Cómo limpiar las ruedas de tu silla de oficina

Después de quitar la suciedad de las ruedas, lávalas con agua tibia y jabón para facilitar aún más la disolución de cualquier suciedad. Deja las ruedas sumergidas en agua durante unos 10 minutos y luego quítalas y cepíllalas hasta que estén limpias. Enjuaga con abundante agua y déjalas secar.

PASO 4: Lubrica las ruedas

Cómo limpiar las ruedas de tu silla de oficina

Si después de la limpieza y el lavado general notas que las superficies de las ruedas están rayadas y desiguales, puedes lijarlas ligeramente con papel de lija fino (Núm. 240-280) para ajustarlas y estandarizarlas, haciendo que su contacto con el suelo sea más regular y continuo. Después, lubrica el eje de rotación con WD-40 Specialist® Lubricante Seco, que deja una capa seca para proteger del polvo, suciedad y grasa. Este lubricante no gotea, así que no hay riesgo de mojar el suelo.

PASO 5: Monta de nuevo las ruedas

Una vez que las ruedas están secas, móntalas de nuevo insertando el pasador en el asiento con fuerza. A veces es necesario atornillar la base para evitar problemas al usar la silla. Limpia las ruedas al menos cada seis meses, a menos que notes que están muy sucias. Una vez que estén limpias, notarás una gran mejoría en su deslizamiento.

 

EL RESULTADO FINAL

Después de limpiarse, las ruedas giratorias son más suaves, silenciosas y fáciles de usar a diario. El cuidado constante de las ruedas giratorias hará que la silla dure mucho tiempo, así que te recomendamos seguir estos pasos por lo menos dos veces al año. Si las ruedas de tu silla están muy dañadas, con facilidad se pueden reemplazar por otras.

¡Y ahí lo tienes! Sencillo y efectivo. Si seguiste nuestra guía, no dudes en compartir tu proyecto con nosotros en nuestra página de Facebook  @OriginalWD40.MX o en Instagram @wd40.mx con el #wd40mx.