¡Ya llegó el invierno! Así que es hora de proteger tu casa del invierno. Mientras nos despedimos de los días soleados y de las parrilladas, seguro no puedes dejar de pensar en Navidad, pero antes de sacar el pino debes preguntarte: ¿mi casa está lista para el invierno? El viento frío, las temperaturas polares y el hielo en las superficies están por llegar, entonces, ¿por qué no preparar tu hogar? Prepararte a tiempo puede traerte muchos beneficios, como reducir la huella de carbono, mantenerte cálido y reducir la factura de la calefacción. ¿Qué esperas? Sigue nuestra guía a continuación para preparar todo y proteger tu casa del invierno.

 

Limpia tu calefacción

Puedes tener el mejor sistema de calefacción del mundo, pero si tu casa no está bien aislada, estás desperdiciando tu dinero. Debes comprobar que tus calentadores se calienten en la parte superior. Si no es así, probablemente debas purgarlos, es decir, liberar el aire atrapado en la parte superior, evitando que suba el agua caliente. Simplemente usa una llave de purga del radiador (puedes comprarla en cualquier ferretería) para abrir la pequeña válvula en la parte superior. Escucharás el silbido del aire y tan pronto como veas el goteo del agua, ciérrala de nuevo. En ese orden. Así conseguirás radiadores de bajo consumo y calor. Consulta con un especialista en calefacción desde el principio para evitar mayores inconvenientes.

 

Elimina corrientes de aire

Este consejo es simple pero muy efectivo: si tu casa tiene una corriente de aire, tápala. Tapar los huecos alrededor de ventanas y puertas ayudará a ahorrar en calefacción. Esto se puede hacer fácilmente con cinta aislante, asegurándote de que se ajuste a las ventanas. Muchas personas también tienen corrientes de aire bajo sus puertas, lo cual se arregla fácilmente con un tubo de hule espuma. Solo corta una sección para adaptarlo a la parte inferior de la puerta para formar un sello.

 

Aísla las tuberías de agua

Durante el invierno, es muy común que las tuberías exteriores se congelen. Para reducir la pérdida de calor, asegúrate de cubrir las tuberías con WD-40 Producto Multiusos, su fórmula creará una capa protectora y ayudará a desplazar la humedad. Asegúrate de cubrirlas también con hule espuma o envoltura aislante para mejores resultados.

 

Rellena las grietas

Un sellador de alta calidad en grietas y fisuras te ayudará a preparar tu hogar para el invierno, mantenerlo cálido y evitará que el aire caliente escape. Busca estas grietas alrededor de las ventanas y las puertas. También puedes sellar todas las marcas del techo, como agujeros alrededor de tuberías, conductos y cables.

 

Mantén la temperatura

Es muy tentador subir la temperatura a todo lo que da cuando de un momento a otro se siente más frío, pero, ¿cuál es la temperatura ideal de tu casa? Según la opinión general, el termostato de una habitación principal debe estar entre 18°C y 21°C. También es una buena idea establecer el termostato a una temperatura y utilizar el temporizador para controlar la calefacción. Esto evita el excesivo gasto de energía por tener la calefacción muy alta o por mucho tiempo.

 

Cortinas o persianas aisladas

Para realmente atrapar el calor y traer una sensación acogedora, puedes optar por poner persianas o cortinas aisladas en tus habitaciones.

 

Mantenimiento del jardín

Ahora que las temperaturas están bajando, es hora de asegurar, cubrir o almacenar muebles y herramientas para exteriores. WD-40 Producto Multiusos se puede utilizar para lubricar y proteger los muebles de jardín de la oxidación durante el invierno. Simplemente lee nuestra guía sobre cómo prevenir la oxidación y para saber cómo proteger los muebles de forma adecuada y en cualquier temporada.

Ahora que tu casa está lista para el invierno, te sugerimos consultar nuestros mejores consejos sobre cómo cuidar tu auto en esta temproada.