Todos tenemos una lata de WD-40 en la casa, el garaje o el cobertizo para eliminar chirridos de  las bisagras de las puertas o lubricar las piezas móviles, por nombrar solo algunos usos. Pero al igual que el vinagre, WD-40 es un gran limpiador y es perfecto para muchos proyectos de mantenimiento también.

¡Si, aunque no lo creas WD-40 Multi Usos es una lata con literalmente miles de usos!

 

Limpiar acero inoxidable con WD-40

¡3 maneras de usar WD-40 como limpiador!

Limpiar superficies u objetos de acero inoxidable con WD-40 es muy sencillo. Simplemente rocía este lubricante sobre un paño seco y frota sus electrodomésticos de acero inoxidable en la dirección del grano. No solo eliminará las huellas dactilares grasientas y las manchas, sino que ayudará a evitar que se formen huellas digitales. Cuando haya terminado de limpiar las huellas digitales, limpie el exceso de aceite con un paño limpio y seco.

 

Limpiar marcas de desgaste

¡3 maneras de usar WD-40 como limpiador!

Los pisos laminados pueden ser víctimas cuando se trata de marcas negras de zapatos o ruedas, pero gracias a un rápido rociado de WD-40 estas manchas se desprenden fácilmente.

Te recomendamos que primero frotes la superficie con una pequeña cantidad de WD-40, para asegurarte de que no dejarás una marca permanente. Luego, usa un paño limpio y seco para limpiar la marca de desgaste. Asegúrate de limpiar cualquier rocío residual para que la superficie no esté resbaladiza. ¡No queremos caídas!

Limpia restos de calcomanías o etiquetas

¡3 maneras de usar WD-40 como limpiador!

Calcomanías o etiquetas en vasos, frascos o botellas; en la parte inferior de los zapatos, ventanas o espejos: ¡todos son molestas y difíciles de quitar! ¡A menos que uses algo de WD-40, por supuesto!

Comienza retirando la mayor parte de la calcomanía o etiqueta, luego rocíe WD-40 sobre el resto de calcomanía o etiqueta que quedó adherido al objeto y déjela reposar por un minuto. Utiliza un paño limpio y seco o una toalla de papel para quitar el resto. Repita este proceso si te enfrentas a una calcomanía o etiqueta muy adherida.