Pasamos una gran parte de nuestras vidas dando por hecho los accesorios que hacen que nuestras casa funcione. La gran red de tuberías conectadas a los grifos o detrás de los radiadores son los responsables de mantenernos calientes y proporcionarnos agua limpia. Hasta que te encuentras con una tubería que gotea, o un desagüe tapado sabes que deberas gastar una fortuna en plomeros y reparaciones costosas.

Para facilitarte las cosas y ayudar a u bolsillo hemos hecho una lista de problemas de plomería básicos que podrían presentarse en tu hogar y como solucionarlos usando unas cuantas herramientas y silicón.

Reparando un grifo

4 Problemas comunes de plomería y cómo solucionarlos.

 

El sonido del goteo causado por un un grifo suelto puede ser algo que te pone los pelos de punta, afortunadamente lo puedes resolver siguiendo unos simples pasos.

Para empezar, apague el suministro de agua para evitar inundaciones o fugas al momento de trabajar. Puedes asegurarte de haberlas cerrado en su totalidad girando las manijas del grifo. Las herramientas que utilizarás son :

  • Una llave inglesa
  • Un desarmador
  • Una lata de WD-40 Specialist Silicón

 

Comienza desmontando las manijas del grifo, por lo general están sujetas al dispositivo principal por medio de tornillos debajo de la base, puedes apoyarte de un desarmador. Si los tornillos se encuentran en un lugar oxidado, aplica una pequeña capa de WD-40 Specialist Silicón te ayudará a retirarlos sin manchar las partes decorativas.

Al levantar las manijas, notarás una tuerca que fija la válvula en su lugar. Debes usar la llave inglesa para desenroscar  y verificar si hay daños. Retira la válvula tirando hacia arriba o aplicando presión en sentido contrario a las manecillas del reloj con la llave. Dentro de la válvula habrá una serie de arandelas, inspecciónalas para verificar que no tenga roturas. Si alguna pieza presenta daños debes reemplazarla, asegúrate de comprar un set idéntico al que ya tenías. Después aplica WD-40 Specialist Silicón en todas las partes de tu grifo para prevenir que se oxide y rompa en el futuro. Para finalizar vuelve a armar las piezas en el mismo orden en las que se desarmaron.

Baja presión de agua

 Es muy molesto cuando tu regadera o un grifo emite solo un pequeño chorro de agua cuando necesitas asearte. A continuación te compartimos algunos tips que te ayudará a verificar y corregir este problema.

Encontrar la fuente

Existen diferentes razones por las que se puede presentar una baja presión de agua, lo primero que debes hacer es identificar dónde está ocurriendo el problema. Para comenzar, debes recorrer tu casa revisando cada grifo y sus accesorios para asegurarse de que tienen la presión correcta. Si solo localizas baja presión en ciertas áreas el problema suele ser una tubería obstruida.

Limpiando una llave de agua

La llave se encuentra justo al final del grifo y por lo general se puede desenroscar a mano. Sin embargo, en llaves más antiguas, puede ser más laborioso aflojar la pieza. Si la llave no se mueve con ninguna forma de movimiento suave, aplica WD-40 Specialist Penetrante. Esto eliminará cualquier resistencia en poco tiempo y permitirá una fácil extracción.

Una ves retirada, sumerge las piezas de la llave en vinagre. Esto aflojará los restos minerales acumulados. Después cepilla las capas rotas con un cepillo de dientes. Una ves limpio, coloca de nuevo la llave y haz funcionar el grifo por un momento para eliminar cualquier obstrucción y verificar que el agua fluye correctamente.

 

Limpiando una regadera

 

4 Problemas comunes de plomería y cómo solucionarlos.

 

Si solo queremos limpieza, no debemos quitar el cabezal de la regadera, puedes limpiarlo llenando una bolsa de plástico con vinagre y sujétalo a la regadera con una liga, deja la pieza en remojo durante una o dos horas. De igual manera que con la llave, al finalizar abre el grifo una ves más para eliminar cualquier residuo de vinagre. Luego usa WD-40 Specialist Silicón para protección.

Si el filtro del cabezal de la regadera está obstruido si será necesario retirarlo. Por lo general se pueden aflojar a mano, sin embargo, como se adhieren a tuberías principales, es importante tener cuidado para no aplicar demasiada presión. En caso de óxido utiliza WD-40 Specialist Penetrante en la parte afectada y espera a que la pieza esté lo suficientemente floja como para poder retirarla a mano.

Una ves que retiraste el cabezal de la regadera, retira el filtro incorporado. Remoja el filtro en vinagre mientras cepillas el resto del cabezal por dentro y por fuera con un cepillo de dientes de cerdas suaves. Una ves que hayas terminado, vuelve a ensamblar las piezas y rocía con WD-40 Specialist Silicón. Luego atornilla nuevamente a la tubería. Abre la llave para verificar la presión y eliminar residuos restantes.

 

Las goteras en tuberías y baja presión de agua en tu hogar serán cosa del pasado. Todo gracias a estos prácticos tips de plomería y WD-40 Specialist Silicón y WD-40 Specialist Penetrante. Acude a tu tienda de autoservicio más cercana por el tuyo.