¿Te quedó tiempo libre este fin de semana? Es el momento perfecto para lavar tu carro como un profesional. La limpieza de tu coche puede ayudar a proteger el acabado, evitar el óxido y añadir valor de reventa. Para aprender cómo hacerlo, echa un vistazo a los consejos que te compartimos a continuación.

Limpia el interior

El primer paso para lavar cualquier carro es sumergirse y limpiar a fondo el interior. Comienza por eliminar todo lo acumulado desde la última vez que lo lavaste. Ten una bolsa de basura a la mano para tirar cualquier desecho y poner objetos que quieras separar.

El siguiente paso es aspirar. No olvides quitar los tapetes para aspirar cualquier residuo que pueda quedar. Un consejo práctico para eliminar la suciedad de todo pliegue es utilizar una aspiradora pequeña o un plumero de aire comprimido.

Como la alfombra y la tapicería juegan un papel importante en el aroma del coche, es importante limpiar todas las partes del interior. Toma una lata de WD-40 Producto Multiusos para eliminar las manchas difíciles, ¡incluso las que tienen meses impregnadas! En este artículo te proporcionamos una guía sobre cómo utilizar el producto para esto.

 

Asegúrate de limpiar las partes de plástico y goma del coche con un paño ligeramente húmedo. Para mantener flexibles los sellos de la puerta, rocía en un paño el spray WD-40 Specialist Lubricante de Silicona y frota los sellos. ¡No olvides la cajuela! Sigue las instrucciones anteriores para limpiar la parte posterior también. Mientras estás en eso, comprueba la presión del aire en la llanta de refacción y asegúrate de que tu kit de seguridad está debidamente abastecido.

Lava el exterior

Antes de comenzar a lavar el exterior, asegúrate de tener un suministro constante de agua, jabón para autos, una manguera con una boquilla de presión, un paño limpio o guante de lavado (te recomendamos usar un guante de microfibra o toalla para minimizar los raspones) y un cepillo de cerdas suaves para limpiar las llantas.

El mejor plan es comenzar por enjuagar el coche con agua para eliminar la suciedad. Así como lo hiciste en el interior del coche al pasar la aspiradora, asegúrate de lavar el exterior de arriba a abajo. Para evitar que las secciones se sequen, lava y enjuaga el vehículo con jabón y agua una sección a la vez. Una vez que hayas hecho el enjuague final, limpia ligeramente la superficie con una toalla de microfibra para absorber el agua sin arruinar tu trabajo.

Después rocía el limpiador de ventanas y cristales y limpia de arriba hacia abajo. Un buen consejo para limpiar las ventanas del auto, es limpiarlas con un movimiento de arriba hacia abajo por dentro y de izquierda a derecha por fuera. Así, si te quedó algo de suciedad, podrás identificar mucho más fácil si es por fuera o por dentro del auto.

Por último, toma el WD-40 Producto Multiusos y aplica en los marcos de las llantas. Limpia con un cepillo de cerdas suaves para eliminar la mugre y la suciedad. En este artículo te compartimos con mayor detalle cómo limpiar tus llantas a profundidad.

Tip: Utiliza el WD-40 Multi-Uso en las piezas cromadas para que brillen.